Cáncer de Mama: ¿Cómo diagnosticarlo temprano?

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte en las mujeres, de hecho es el cáncer más común en el sexo femenino.  Tiene una alta incidencia y también una alta mortalidad asociada, así como también un fuerte impacto en la autoestima, autovaloración y armonía en la vida de los pacientes y familiares. 

Una prueba de “Rastreo” es un examen que se realiza en personas aparentemente sanas con la finalidad de diagnosticar de forma temprana una enfermedad, ésto con la esperanza de que la curación sea más factible. En el caso del Cáncer de mama la mamografía sin duda es la prueba más importante para su diagnóstico precoz, (o sea para su “rastreo”). De todas las técnicas y los procedimientos que se han se han propuesto para diagnosticar precozmente el cáncer de mama, la mamografía es la que ha demostrado reducir la mortalidad de manera importante. De hecho en la década de los sesenta se realizó un primer y gran estudio que demostró que mediante la mamografía, haciéndolas tempranamente como un examen de rastreo, se lograba incrementar la supervivencia hasta en un 50%.  Otros estudios han corroborado estos resultados y si tomamos en cuenta que en la actualidad contamos con técnicas modernas y con equipos con mayor precisión es de pensar que probablemente  estos resultados sean aún mejores. Sin embargo hay algunos problemas o daños que podemos provocar si se realiza este examen de forma indiscriminada, por una parte los costos que acarrea y por otra la posibilidad de provocar “Falsos Positivos”, es decir, mujeres que van a tener la mamografía alterada pero en realidad no tienen cáncer de mama, lo que va a traer consigo que se hagan numerosas biopsias y otros estudios innecesarios, además de la gran ansiedad que trae para los pacientes y sus familias.

Entonces sobre la importancia de realizar mamografías de forma preventiva en las mujeres no hay ninguna duda, quizás la gran pregunta es: ¿cuándo realizarlas?, de tal forma que  provoquemos la menor cantidad de problemas y angustias.

Una de las instituciones más prestigiosas en cuanto a las recomendaciones de exámenes para hacer diagnósticos tempranos es el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU, (USPSTF por sus siglas en inglés). Esta institución publicó en el año 2009 sus recomendaciones para el Cáncer de Mama.  Las pruebas revisadas por ellos indican que una gran proporción de los beneficios del “rastreo”  mediante la mamografía  se logra mediante su realización bienal en la mayoría de los casos. A continuación sus recomendaciones completas en lo referente a la mamografía:

  1. Para las mujeres de 50 a 74 años: recomienda la mamografía de rastreo cada dos años.
  2. La decisión de comenzar a realizar, la mamografía de rastreo bienal antes de la edad de 50 años debe ser personalizada y tomando en cuenta los riesgos y el contexto de la paciente, incluyendo sus valores e informándole sobre los beneficios y los posibles daños. Es una decisión que debe ser tomada en conjunto con su médico.
  3. La USPSTF concluye que la evidencia actual es insuficiente para recomendar realizar mamografía de rastreo en mujeres de 75 años o más.

Consejos Saludables

¿Es posible prevenir el cáncer de mama?

No existe una manera segura de prevenir el cáncer de mama, pero existen algunas cosas que todas las mujeres pueden hacer que podrían reducir el riesgo. El peso corporal, la actividad física y la alimentación tienen una relación con el cáncer de mama, por lo que es posible influir para que la enfermedad no aparezca.

Tanto un peso corporal aumentado como subir de peso en la edad adulta están asociados a un riesgo mayor del cáncer de mama después de la menopausia. El consumo de bebidas con alcohol también incrementa el riesgo de desarrollarlo. Incluso el consumo a niveles bajos se ha asociado con un incremento en el riesgo.

Muchos estudios han mostrado que la actividad física de moderada a vigorosa se ha asociado a un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama.

Una dieta que sea rica en verduras, frutas, aves, pescado y productos lácteos que sean bajos en grasa también se ha asociado a una reducción del riesgo para el cáncer de mama en algunos estudios, pero aún no hay certeza sobre cuáles verduras, frutas u otros alimentos en particular pueden reducir este riesgo.

Por ahora, la mejor recomendación sobre dieta y actividad física para posiblemente reducir el riesgo de cáncer de mama consiste en:

  • Realizar una actividad física intencional de forma consistente.
  • Reducir la cantidad del peso que aumente durante toda su vida, limitando sus calorías y ejercitándose habitualmente.
  • Limitar o eliminar el consumo de bebidas que contengan alcohol.

 

 

Dr. Carlos Miguel Atencio

Especialista en Medicina Familiar

Un comentario sobre “Cáncer de Mama: ¿Cómo diagnosticarlo temprano?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *