Cuando los Huesos se vuelven Frágiles: La Osteoporosis

Nuestros huesos no son órganos estáticos. Por el contrario, los huesos siempre están cambiando. Unas células llamadas “Osteoblastos” siempre están formando hueso. Por otra parte otras células llamadas “Osteoclastos” están siempre reabsorbiendo hueso, es decir, degradándolo. De tal forma que hay una especie de equilibrio, entre ambos procesos. Pero, en las mujeres, -de forma particular-,  las hormonas  femeninas  llamadas  “Estrógenos”,  tienen  el efecto de "frenar" a las células que degradan el hueso. Por eso la osteoporosis, es una enfermedad  que se ve principalmente en las mujeres y de manera especial en mujeres que ya están en la menopausia y por lo tanto producen menos estrógenos.

Al contrario de lo que mucha gente  piensa  la osteoporosis en realidad no produce dolor en sí misma. Su principal manifestación clínica es el riesgo de sufrir fracturas, ya que los huesos se tornan menos resistentes. Estas  fracturas  ocurren   sobretodo  en la columna vertebral y en la cadera, específicamente  el cuello del hueso fémur.

¿Cómo podemos saber si tenemos Osteoporosis?  

Para hacer el diagnóstico se utiliza una prueba llamada “Densitometría Ósea,” en la cual se compara la densidad de los huesos de la paciente, con la densidad que generalmente tiene una mujer antes de la menopausia. La controversia con este examen es: ¿En mujeres sanas,  a cual edad debe solicitarse y cada cuanto tiempo? Esta pregunta ha suscitado muchas discusiones médicas y también muchas pruebas innecesarias y tratamientos en personas que no lo necesitaban.

Actualmente varias organizaciones científicas internacionales recomiendan lo siguiente: A partir de los 65 años hacer una  Densitometría cada 3 años.

Hay casos de alto riesgo, en los cuales se recomienda comenzar antes de los 65 años (pero sólo en estos casos): Pacientes que han tenido una fractura debido a un trauma menor, las que padecen de artritis reumatoide,  las que algunos de sus padres han tenido una fractura de cadera, las que sean fumadoras o tienen un consumo excesivo de alcohol y por último las  que toman medicamentos tipo Esteroides.

CONSEJOS DE TU MÉDICO DE FAMILIA PARA PREVENIR LA OSTEOPOROSIS

·         Haga ejercicios en los cuales soporte  peso, por lo menos 30 minutos diarios: Caminar o levantar pesas sirve, la natación no.

·         Obtenga suficiente calcio y vitamina D de su comida: Las verduras de hojas verdes, el yogurt, el queso, la leche, las sardinas, etc.

·         Evite fumar y el consumo excesivo de alcohol.

·         Hable con su médico acerca de reducir al mínimo la medicación que puede afectar la mineralización  de los huesos tales como: los Esteroides y los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, lansoprazol, etc).

·         Reduzca su riesgo de caerse. Elimine las alfombras pequeñas y cables en el piso de su casa, utilice luces más brillantes,  instale barras de apoyo y el uso de alfombras de goma en el baño. Haga periódicamente su examen de la vista, use zapatos antideslizantes  y tome clases que aumenten el equilibrio y la fuerza, como el taichi y el yoga.

                2                                         1

Dr. Carlos Miguel Atencio

Especialista en Medicina Familiar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *